domingo, 2 de diciembre de 2007

ELS ESPERITS DEL VENT

BUCEFALO

Bucéfalo fue el caballo más famoso de la Antigüedad. Vivió hace más de 2.300 años. Su nombre significa 'cabezad de buey', y se le llamó así a causa de la anchura de su frente, con una estrella blanca, y su cara algo redondeada. Aunque no de una estatura elevada, se hizo famoso por haber llevado a su amo, Alejandro Magno,a través de todas sus campañas en Asia.

El primer encuentro de Alejandro con Bucéfalo fue cuando aquel tenía solo doce años. Cuando su padre, el rey Filipo de Macedonia, estaba a la compra de caballos, le trajeron a Bucéfalo, que empezó a actuar de una manera salvaje, saltando y coceando a su alrededor. Como nadie parecía capaz de someterle, Filipo ordenó que se lo llevarán de allí, por imposible. Y Alejandro exclamó: "Qué pena que un ejemplar tan magnífico se pierda por la incompetencia de algunos". Filipo respondió: "¿Crees que tú podrías hacer lo que estos hombres con más edad y experiencia no han podido?". Y Alejandro respondió: "Yo seré capaz de hacerlo".
Nadie creyó al muchacho.
Pero Alejandro observó que el caballo estaba asustado de su propia sombra, y le colocó de forma que se enfrentara al sol. Entonces Alejandro se agarró a la crin y saltó sobre la grupa de Bucéfalo. Acariciándolo y hablándolo suavemente, Alejandro lo cabalgó enfrente de su padre con mucho orgullo. Filipo, impresionado, pagó un buen precio por el caballo y se lo dió a su hijo Alejandro, diciéndole: "Hijo, busca un reino que se iguale a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para tí.".

A partir de entonces, Bucéfalo dejó a los criados que se ocuparan de él, pero sólo consintió a ser montado por Alejandro.



Los jinetes de aquella época no usaban sillas de montar, sino solo una especie de manta, y las bridas. A pesar de la incomodidad de cabalgar de esta manera, Alejandro y Bucéfalo recorrieron miles de kilómetros, y lucharon en muchas batallas. En cierta ocasión unos ladrones robaron a Bucéfalo durante la noche, y cuando se enteraron del enfado de Alejandro, devolvieron el caballo. A pesar de haber cabalgado durante tanto tiempo y en tan peligrosas circunstancias, Bucéfalo vivió muchos años.

Finalmente murió a causa de heridas recibidas en una batalla, el año 327 a. d. J. C. Tenía entonces 30 años.
En su honor, Alejandró celebró un solemne funeral y fundó una ciudad en su nombre. Alejandro reconocía que a Bucefalo se debía una gran parte de su éxito en las guerras de Asia.

ME GUSTA CUANDO CALLAS

“Disfruta del spot y comparte la emoción de cada imagen y cada palabra.”

El último spot o anuncio de Repsol, con la locución de un poema y una fría secuencia de fotografias, me ha impactado… me encanta!!. Creo que nunca, la simplicidad y la sobriedad, consiguieron juntas tan buenos resultados.

Al verlo por primera vez, me puse a investigar. Quién es el narrador?, qué es lo que recita?, de quién?, y la música?… y conseguí los siguentes resultados.

El inconfundible actor José Sacristán, recita el poema ´If ´ (Si…) de el británico Rudyard Kipling, con el tema ´A call to Arms´(BSO.Tiempos de Gloria). Toda esta información la puedes encontrar en Repsol YPF.

Teva és la terra i els seus fruits cobejats



If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you
But make allowance for their doubting too,
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise:
If you can dream–and not make dreams your master,
If you can think–and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ‘em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it all on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breath a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on!”

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings–nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much,
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And–which is more–you’ll be a Man, my son!

Rudyard Kipling

Traducció al català:

Si…
Si pots mantenir el cap sobre les espatlles
quan uns altres el perden i te’n carreguen la seva culpa,
Si confies en tu mateix encara que tothom dubti de tu,
però tot i això tens en compte els dubtes aliens;
Si pots somiar i no fer-te esclau dels somnis;
Si pots pensar sense fer dels teus pensaments una meta;
Si topes amb Triomf i Derrota en el teu camí
i tractes de la mateixa manera a tots dos impostors,

Si pots fer un munt amb totes les teves victòries
Si pots llançar-les al capritx de l’atzar,
i perdre, i tornar a començar de cap i de nou
sense que et surti dels llavis una queixa;
Si assoleixes que el tremp i el cor et siguin fidel company
i resisteixes encara que et minvin les forces
amb l’única ajuda de la voluntat, que diu: “Endavant!”

Si pots parlar amb multituds matenint la virtut,
i si encara anant al costat dels reis conserves la senzillesa,
Si no et poden ferir ni amics ni enemics,
Si tothom et reclama i ningú et necessita;
Si pots omplir un implacable minut
amb seixanta segons de combat ferotge,
teva és la Terra i els seus fruits cobejats,
I, encara més: seràs un Home, fill meu.

EMOCIONANTE ANUNCIO DE REPSOL

Si puedes mantener la cabeza sobre los hombros
cuando otros la pierden y te cargan su culpa,
Si confías en ti mismo aún cuando todos de ti dudan,
pero aún así tomas en cuenta sus dudas;
Si puedes esperar sin que te canse la espera,
o soportar calumnias sin pagar con la misma moneda,
o ser odiado sin dar cabida al odio,
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad:
Si puedes soñar y no hacer de tus sueños tu guía;
Si puedes pensar sin hacer de tus pensamientos tu meta;
Si Triunfo y Derrota se cruzan en tu camino
y tratas de igual manera a ambos impostores,
Si puedes tolerar que los bribones,
tergiversen la verdad que has expresado
y que sea trampa de necios en boca de malvados,
o ver en ruinas la obra de tu vida,
y agacharte a forjarla con útiles mellados:

Si puedes hacer un montón con todas tus victorias
Si puedes arrojarlas al capricho del azar,
y perder, y remontarte de nuevo a tus comienzos
sin que salga de tus labios una queja;
Si logras que tus nervios y el corazón sean tu fiel compañero
y resistir aunque tus fuerzas se vean menguadas
con la única ayuda de la voluntad que dice: “¡Adelante!”

Si ante la multitud das a la virtud abrigo,
Si aún marchando con reyes guardas tu sencillez,
Si no pueden herirte ni amigos ni enemigos,
Si todos te reclaman y ninguno te precisa;
Si puedes rellenar un implacable minuto
con sesenta segundos de combate bravío,
tuya es la Tierra y sus codiciados frutos,
Y, lo que es más, ¡serás un Hombre, hijo mío!

Rudyard Kipling

L´AVI MIQUEL I LES TOFONES







AQUESTA TOFONA QUE TINC A LA MA, PESA 300 GRAMS.

DIAMANTE NEGRO PARA LA COCINA


¿Saben por qué los mejores rastreadores de trufas son las cerdas y las jabalinas? Porque el olor de este hongo les recuerda al macho. El neófito que mete sus narices en una topera –nombre que recibe la madriguera donde nace el fruto– olfatea un penetrante aroma a gas. Es la explosiva carta de presentación de la trufa negra de invierno (tuber melanosporum). Y su historia culinaria es tan larga como la humanidad, desde Mesopotamia hasta la alta gastronomía de nuestros días, pasando por los romanos, que la veneraban como un manjar de dioses, o el mismísimo Casanova.
Para conocer todo sobre este diamante de la cocina, la oficina de turismo de Valdegovía ha organizado una noche de luna y trufas el próximo 1 de diciembre. La velada consiste en una salida a la luz de la luna menguante y un suculento menú con el hongo como estrella.
El lugar de encuentro es el agroturismo Torre de Samaniego, en Barrón (Álava), un edificio de origen militar del siglo XV, que perteneció a la familia de los Hurtado de Mendoza y desde el que se controlaban los caminos en la Edad Media. Yolanda Sobrón trabaja para el Patronato de Turismo de Valdegovía y relata antes de salir las nociones básicas sobre este extraño ser que vive por asociación (micorriza) con un árbol. Son hongos de la clase de los ascomicetos, como las colmenillas, pero en su evolución han tomado una forma de vida subterránea a pocos centímetros de la superficie.
El agricultor y ganadero Eduardo Samaniego y su fiel perro ‘Flex’, guian la búsqueda del manjar a los que se apuntan a la excursión. Todo el misterio que rodea a esta «gema de las tierras pobres» se puede vivir siguiendo las evoluciones de este sabueso experimentado que no falla ni siquiera en una noche oscura. Entrenado en Mora de Rubielos, la zona de Teruel que más trufa produce de España, su dueño le da un trozo de galleta cuando marca los espacios alrededor de los árboles donde se nota que se reproduce el manjar porque hay menos hierba.
Hace más de 12 años que Samaniego plantó aquí encinas y avellanos infestados con esporas de trufa y sólo unos tres que el terreno empezó a dar sus frutos. No es fácil esta industria. La comparte con jabalíes, corzos y tasugos, que dejan marcas –cagolitas y agujeros– y se saltan las vallas de protección. En Álava se cultivan unas 70 hectáreas en Valdegovía, Ribera Alta y Campezo y el secreto, además de la paciencia y la dedicación, es una buena planta y un mejor suelo.



'El menú'
Una fiesta de olores y sabores La cena en la Torre de Samaniego comienza con delicias de trufa en blanco y negro, sigue con una sorpresa, rissotto de trufas en su salsa y albóndigas con trufa en cama de puré de patata y puré de manzana trufada; de postre, chocolates en contraste; vino de crianza, café y licor de trufa. No se apresure, recuerde que ataca un producto caro y delicado: la trufa se comercializa a 350-400 euros el kilo y por cada hectárea se pueden producir entre 40 y 60 kilos al año. «Todo se puede trufar. El arroz, los huevos, el queso, especialmente las cosas grasas», comenta Yolanda Sobrón, encargada de seleccionar el producto.