martes, 14 de julio de 2015

YO SÍ CREO... "En Dios, y en el hombre del tiempo"...!!


FUENTE EN FILOSOFÍA HOY DE FACEBOOK: https://www.facebook.com/filosofiahoy

"Yo no creo en Dios, creo en el hombre del tiempo". -Dice una niña pequeña a su padre...
¿Y, vosotros que creeís, pregunta el profesor de filosofia?
YO SÍ CREO... Y creo en los dos...!!
Pero creo que la pregunta podia ser más interesante. Posiblemente deberíamos de plantearla en si creemos en el concepto infinito, tanto en Dios, como en el del hombre del tiempo. Como en un absoluto en unicidad, al estilo parecido de Hegel: "Ente Infinito y Ente finito en suma = ABSOLUTO"...!
AÚN ASÍ: Pues, me parece que finalmente, en ambos casos el resultado es el mismo: "inconcluso y absurdo", lo que varían y importan, son enteramente, los medios de elección en el camino, y el libre albedrío, la dirección del sentido es el signinificado percibido de la creencia. Construida, o adquirida; verdadero "castillo real" de nuestra FE: "LA VERDAD REVELADA de Dios" o "LA VERDAD REVELADA del hombre del tiempo". Pero si llueve: "Llueve". Y si hace sol: "Hace sol"...!



Parece que entramos de lleno en el argumento de cosmológico: "El argumento cosmológico es un argumento sobre la existencia de Dios. Es también conocido como argumento de primera causa sobre la existencia de Dios, o el argumento del creador primario.
Fue defendido por Tomás de Aquino (1220-1274). Sostiene que todo lo que existe tiene una causa que, a su vez, tiene otra causa, y así sucesivamente remontándose hasta llegar a la causa primigenia, o sea, Dios; no admitía que la serie de causas pudiera ser infinita...".



Creer en Dios y no en el hombre, o en el caso de la niña, parece ontológica-mente una paradoja. Ya que la de la divinidad de uno explica la creencia del otro, y la creencia de uno la divinidad del otro, (y la no creencia, y la no divinidad), o a la inversa igualmente. Si Dios ES...! No hay que creer en EL, mientras si hay posible duda en el hombre del tiempo hay que reafirmarse en que si se cree en el y no en Dios... Ya que nuestro mundo es tal como éste en << en sí >> ... << El mundo, hijo mío -le dice en el acuario el pez padre a su hijo-, es una enorme caja llena de agua.>> No percibimos nada que no podamos oír, ver, sentir, degustar, o palpar; no figurará en nuestro mundo nada de lo que no seamos conscientes, sin embargo somos conciencia... Para ser cocientes de nuestra consciencia y su naturaleza hay que estar despierto, porque contrariamente a eso: ¿Y si vivimos en un sueño de la realidad, y que es nuestra realidad, si no, más que un sueño? LA VERDAD REVELADA SIGUE SIENDO EN SÍ MISMA, LA PERCIBAMOS O NO, LA COMPRENDAMOS O NO, CREAMOS EN ELLA O NO...!



Ejemplo: "La Paradoja Ontológica: Esta es una paradoja del viaje en el tiempo que cuestiona la existencia y creación de información y objetos que viajan en el tiempo. Por ejemplo, un hombre que desea construir una máquina del tiempo, al cumplir 30 años, recibe la visita de su yo del futuro. Este yo del futuro le explica que no debería preocuparse por diseñar la máquina del tiempo, ya que él ya la hizo en el futuro. El hombre recibe los planos de su futuro yo y comienza a construir la máquina del tiempo. El tiempo pasa hasta que finalmente completa su máquina del tiempo. Entonces la usa para retroceder en el tiempo hasta su cumpleaños numero 30, cuando le entregó los planos a su yo del pasado, cerrando el loop. La paradoja es la siguiente: ¿Cuándo fue la primera vez que diseñó la máquina, si el mismo se entregó los planos que no había diseñado? Si él mismo se entregó los planos, ¿quién creó los planos? Es muy parecido a lo que pasó en Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, cuando Harry se salva la vida a sí mismo haciendo un patronus que él mismo no sabía invocar hasta que se vio invocándolo".  O en otras palabras...

Fuente: 
Publicar un comentario