lunes, 31 de diciembre de 2007

MEMÒRIES D'UN RAMBLER O… QUÈ SE N'HA FET DELS RAMBLERS?

Afegeixo aquesta entrada en el meu blog ja que la trobo d´allò més interessant i tinc intenció de compartir aquesta trobada exepcional amb tots vosaltres amics meus. Espero que com jo la trobeu tant interessant. Que tingueu tots una bona sortida d´any i una entrada d´any nou encara millor. Fortes abraçades a tots, als amics, als familiars i a la gent que m´está visitant i que ara mateix no conec.



Rosa M. MONTAÑA i JORDÀ

El monòleg que reproduïm tot seguit a càrrec d'un rambler fill d'Ascó i educat en el negoci del bestiar de treball a partir dels seus anys viscuts a Ascó, fou l'embrió d'un reportatge que se centra en la seva plenitud com a tractant d'animals en un altre escenari: les terres el Penedès.
MEMÒRIES D'UN RAMBLER

"Vaig néixer a Ascó l'any 1928. A casa eren pagesos. A mi no em va tocar altre remei que inclinar-me a la terra.
Mon pare, Antonio de ca l'Anyor, era un home molt treballador, no tenia mai son. A més de ser treballador, tenia esperit de negociant. Ell, sense robar res de ningú, va anar adquirint molta terra. Erem cinc germans, quatre nois i una noia. Tots treballàvem a casa. Un va tenir la pega de morir a l'edat de 27 anys.
Lo pare, a més de treballar la terra, comprava boscos per a vendre la fusta. Després de desemboscar-los, traginava mercaderies en llaguts i també pedres des de les pedreres. Estes feines requerien l'ajut d'animals molt bons. Degut a això ell va agafar afició a anar a comprar los animals a la fira d'Organyà.
Comprava un matxo, l'adondava i quan li sortia un comprador se'l venia. Després tornava a la fira de muntanya i se'n comprava un altre. Mons germans i jo treballàvem la terra amb molt de gust perquè sempre tenien entre mans animals molt bons i a tots mos agradaven molt. Sempre buscàvem canviar-los d'un en un.
Mons germans va arribar un dia que es van casar i van agafar un altre camí: l'un se va fer carnisser i l'altre forner. Aleshores me vaig quedar sol amb los meus pares. Un dia al pare li vaig dir: "Per què no anem a les fires tots dos i en comptes de comprar un matxo sol n'hi comprem dos o tres?".
I em va escoltar. Vam anar fen així durant quatre o cinc anys: los veníem a Ascó i pobles de la comarca.
L'any 57 vam comprar una casa i tota la propietat a l'Arboç. Era d'una gent que va marxar del poble. Jo me vaig casar i vaig haver de venir a viure aquí. No coneixia la gent. Jo vaig pensar: "De feina ja en tinc prou a la terra, però un negoci al costat va molt bé". Què vaig fer? Primer de tot vaig habilitar l'estable. Després vaig anar seguint tota la comarca del Penedès i fins i tot més enllà en bicicleta dient-los si necessitaven algun animal. Anava als mercats de Valls, el Vendrell, Vilanova, Vilafranca. Em vaig donar a conèixer a tots els basters, ferradors, carreters, masies de tot el Penedès i tot aquell panorama me va agradar molt. Vaig veure que era un país molt diferent del que jo coneixia a la Ribera d'Ebre. Estava molt més poblat i això feia més fàcil emprendre un negoci.
Què faig fer? Me'n vaig anar a les fires del Pirineu amb la intenció de baixar bons animals, servir el millor possible a la gent, anar sempre amb la veritat i donar facilitats de pagament. Mai no els vaig fer firmar una lletra, només un trist paper per la mort o per la vida.
No tenia cap corredor, la propaganda me la feien los mateixos animals que venia. No em vaig discutir mai amb ningú. Si alguna vegada havia de perdre, perdia. Lo bon negociant ha de saber guanyar i perdre. A la meva quadra, durant 10 ó 12 anys no hi va entrar mai un gitano, sabien que eren animals de massa categoria per a ells.
Però quan va arribar la davallada dels animals degut a l'entrada dels tractors, me crec que van venir tots los gitanos de la província de Barcelona i Tarragona. Això sí, los tractes en ells eren "toma el pan i deja el real". Després va ser quan se van oferir molts corredors i tractants de tot arreu per a comprar els animals. Aquí a casa semblava un mercat. Bé, no m'allargo més perquè no acabaria mai. Només vull deixar constància de les paraules que sempre posava als rebuts."
Recibí de Fulano de Tal
La cantidad de 20.000 ptas.de la venta de un macho de pelo color "sal y vinagre" de mi propìedad, de cuatro años de edad, y para que así conste firmo el presente en Arbós del Panadés a 12 de junio de 1965.

QUÈ SE N'HA FET, DELS RAMBLERS?
Fa tot just unes setmanes que acabem de reviure a tall de multitud una nova edició de la Fira de Santa Llúcia amb puntaires, castellers i bestiari popular com a reclams de referència. És la versió actualitzada d'una cita ancestral associada a una èpica profundament rural i pagesa, al record d'un tradicional aplec no menys concorregut però de signe més rústic i camperol. Els temps s'ho portaven: bestiar, pagesos i ramblers eren les estrelles de la fira.
De pagesos, sortosament encara ens en queden; el bestiar equí perdura com a espècie protegida mercès a la revifalla dels Tres Tombs, però dels ramblers ja s'ha perdut ben bé la mena. Són fauna extingida.
Aquells homes que recorrien els firals de postguerra a la recerca d'animals pel treball agrícola, o ja són morts o bé ho recorden des del prisma edulcorat d'una etapa enterrada. Els ramblers han passat a l'oblit. Ja són part de la llarga llista d'oficis obsolets en nom del progrés.

La irrupció dels tractors en el panorama agrari a la dècada dels seixanta va aportar eficàcia, descans i rapidesa als qui treballaven la terra; però també va marcar l'inici d'una mort anunciada: el declivi d'una colla de gremis estretament vinculats al món pagès (ramblers, carreters, ferrers, basters, esquiladors…) I l'argument en pro de la nova bèstia mecànica era tan contundent com definitiu, "un tractor, si no treballa, no menja".
Jaume Montaña Font, 74 anys, fill d'Ascó (Ribera d'Ebre) i veí de l'Arboç des de fa 45 anys, és un dels pocs ramblers retirats que encara ho poden explicar. Ell va trobar en tot l'àmbit del Penedès un camp immens on desplegar una activitat apresa a les terres de l'Ebre i depurada aquí amb la intuïció d'un negociant que sempre considerà la paraula donada i una encaixada de mans com el compromís més potent per damunt de cap paper (però el pagès preferia, si més no, una paga i senyal per a dormir més tranquil). I així ho va aplicar durant els trenta anys que combinà l'exercici de la pagesia amb la seva autèntica passió: ser tractant d'animals.
De les anotacions que aquest home feia de cadascuna de les seves operacions comercials, es desprèn que més de 1.500 equins van passar pel seu estable del carrer de l'Hospital. La clau d'aquesta activitat frenètica que el va fer ser conegut i apreciat per gairebé tots els poblets i masies del Penedès era diversificar l'oferta. A més de rambler avesat a la compra-venda, oferia un servei addicional: la formació professional de l'animal. Aquí sí que perillava la vida de l'artista i aquí és on el Jaume d'Ascó va desplegar tot el virtuosisme d'un expert domador.
La feina consistia a reclutar bestiar jove en estat salvatge a les fires del Pirineu
(Graus, Salàs, Barbastre, Pont de Suert, Organyà) i un cop aquí, ajovar-los personalment, és a dir, ensinistrar-los per a llaurar, tombar a la sínia, estirar el carro, segar o ensulfatar.
A força de tècnica, paciència -i persuasió més contundent si l'ocasió ho requeria-, els animals començaven aprenent l'argot bàsic de circulació: Arri!, per anar endavant, Tras!, per anar enrera! , Bo! per aturar-lo, Llaó! perquè girés a la dreta i Oixqué! perquè girés a l'esquerra.
"De seguida es detectava quan una bèstia era de llei. La posició de les orelles mantenint una asimetria relaxada, l'expressió refiada de l'ull -quan li veies la part blanca per algun cantó és que ja anava esfereït-, o simplement el moviment de la cua eren pistes infal·libles per endevinar la noblesa de l'exemplar que compraves i les seves intencions."
Remeses d'animals de 3 i 4 anys amb l'estampa imponent d'uns exemplars criats als pasturatges d'alta muntanya arribaven periòdicament a l'estable de cal "Jaume d'Ascó" amb més d'una batussa nocturna entre tant de bestiam silvestre fins que no havien après les "normes bàsiques de comportament" del món civilitzat on haurien de donar servei. Un futur incert segons el tipus d'amo que els adquirís. Després vindria la castració obligada per aplacar els instints agressius.
"Calia fer treballar més la vista que la força" -asegura el Jaume fent memòria- . "Estem parlant de bèsties joves amb una gran potència sense educar i, per tant, espantadisses. Un paper al terra, un toll d'aigua o el xiulet d'un tren els podien provocar reaccions imprevisible com fugir desbocats o deixar anar una col·lecció de guitzes per tots cantons. Si això passava quan anaven enganxats a un carro carregat i amb l'amo a dalt, el perill es multiplicava".
Arribat aquest punt , el "Jaume del matxos" com també molts l'anomenaven, té un record emocionat pel ja desaparegut "Cisco Cruset" amb qui havia compartit mil i una peripècia en aquest comès. Aprofitaven el transport de carretades de guix des de Viloví fins a l'Arboç per acostumar aquestes bèsties en fase de pràctiques abans d'obtenir el vist i plau per a ser venudes, amb total garantia, al pagès de torn.

"Mai no vaig regatejar carícies als animals per a premiar els seus progressos, perquè m'han agradat i sentir-se acaronats els tranquil·litzava; després d'un esforç, una passada de mà pels ulls, pel pit i pel llom acompanyat d'unes paraules amables "xato, petit, pobret, au tornem-hi!" els posava com a nous. Però també era convenient aplicar la duresa d'un crit sec o una fuetada oportuna quan calia corregir un mal hàbit. Si et veien espantat o desconcertat, o no reptaves a temps una malifeta, malament. Ajovar un animal de 400 quilos no era cap broma i requeria nervi i estratègia. Amb la simple garrotada seca no s'anava enlloc, més aviat els escarmentaves: no calia ser un tiarro enfurismat, -ho diu amb ironia, fent clara al·lusió a la seva fràgil aparença física-, però sí prou astut per marcar-los els seus límits i fer-te respectar . De fet, això formava part del negoci perquè si el matxo no anava a l'hora, el pagès te'l retornava i adéu venda. "
Parlem d'una anys en què la bèstia de treball era el puntal econòmic d'una casa de pagès. El seu cost, que als anys seixanta podria oscil·lar entre les 15.000 i les 20.000 ptes., suposaven per un pagès de nivell mig els ingressos de dues collites. "La majoria dels ramblers només volien vendre al comptat però jo vaig guanyar molts clients oferint-los la possibilitat de pagar la bèstia de poc en poc, n'hi havia que necessitaven un o dos anys, eren temps difícils…."
Per donar idea de la importància d'aquest bestiar en la vida quotidiana a pagès, esmentarem l'anècdota d'algú que després d'una epidèmia que va causar moltes baixes entre la població comentava amb un cert descans: "Gràcies a Déu que la passa només ens ha atacat les persones, que si arriba a matar les bèsties, ens arruïna…" De fet, la mort d'un animal de treball era un daltabaix econòmic per una casa i, com passa ara amb els vehicles, la bèstia també s'utilitzava com un signe extern d'ostentació. Qui més podia, tenia un cavall, i els més humils s'havien de conformar amb un ruc o una somera .
De fet, segons assegura al nostre protagonista, cada espècie té una psicologia ben definida. "El cavall és la noblesa en estat pur, dóna tota la força que li demanes fins a quedar extenuat. En canvi, els híbrids (matxos i mules) administren la seva potència, són més resistents perquè dosifiquen la seva força i això els feia plenament eficaços per a les feines del camp. Rucs i someres anaven a mans de gent gran, dones o pagesos amb hortets o poca terra".
L'altra vessant del rambler era el tracte: l'habilitat dialèctica per a saber vendre o comprar la mercaderia. "Quan anava a alguna masia on hi havia un animal per a vendre, l'element clau era la mestressa, la dona del pagès. Si d'entrada veies que ella acollia el tracte o l'oferta de preu amb bona cara, ben segur que el tracte ja era fet. Ara bé, si te'n trobaves alguna d'esquerpa que s'hi girava de cul, per més convençut que tinguessis el marit, ja podies cantar missa que l'acord se n'anava a l'aigua…". Segons ell, el poders fàctics atribuïts secularment a l'element femení també intervenien decisivament a l'hora de fer inclinar la balança del pagès indecís.
Finalment, la mateixa feina i el profund coneixement d'aquest món -sempre ha dit que qualsevol bèstia que hagi passat per les seves mans la reconeixeria entre mil-, havia portat el nostre rambler a fer de menescal improvitzat a hores intempestives, de veterinari autodidacte guaridor de bonys, mals a les potes, ferides provocades pels guarniments, empatxos i mals de ventre.
Heus aquí un resum de les patologies i remeis més habituals:
-Pels cops de sang, un tall a l'orella.
-Pel mal de ventre, una frega de vinagre als ronyons, tapat amb una manta i dejuni de 24 hores sense menjar ni beure. Passejar-lo sobre terreny tou fins que arribés a orinar.
-Per les genives inflamades, fer-li rosegar un manyoc de drap amarat amb sal i vinagre a l'extrem d'un pal (talment com si fos una xupa-xup)i, si el cas era greu, una punció a la tercera arruga de la geniva amb la punta d'una banya de cabra perquè sagnés. L'animal tornava a menjar a l'instant.
-Per a guarir els formigors dels cascos, sulfat de coure.
-Per a soldar les clivelles dels cascos, oli de ginebre.
-Per a fer assecar els "aiguerols" -tumors- dels cascos, aiguarràs.
"Azul de metileno", "Rojo Mata", "Escarotina Díaz" i alguna pomada antibiòtica completaven l'elemental farmaciola capaç de fer miracles i revifar algunes bèsties ensopides amb la conseqüent alarma familiar que això provocava.
Era allò que avui en dia hem batejat amb el nom de servei postvenda. I aquesta disposició es feia extensiva a l'hora d'anar a ferrar-los a cal Josep Mestres del carrer de la Muralla. "Demà ferrem. Hauries de venir, Jaume, que no em veig amb cor d'aguantar-li la pota" li deien els mateixos clients quan es trobaven amb alguna bèstia repelosa que no es deixava calçar…"
Però tot arriba que s'acaba i els darrers anys de la seva activitat es van centrar en una sola direcció. Tothom s'anava traient l'animal per a comprar-se un tractor i així va anar desapareixent la presència equina a les cases de pagès i, amb ells, la palla, l'olor de l'alfals, les garrofes i els fems. Fora mosques i pudor. Tots van anar camí del martell (l'escorxador), els carros a les fogueres i les rodes es van salvar com a element decoratiu de xalets i jardins.
Però l'esperit negociant del rambler que ens ocupa va seguir intacte i, a falta de cavalls per complementar la seva professió oficial de pagès, es va embarcar en el món del vending fins a la seva jubilació. Un món d'automatismes desconegut que el va obligar a reciclar-se cap una altra doma ben diferent: els secrets de la mecànica. Però per qui ha tastat més d'una potada al mig del pit amb ferradura inclosa, aquest repte no passava de ser una trifulga més.
En nom de tots els pagesos que han tingut en ell un confident i un petit gran home disposat a ajudar-los en aquells anys durs que home i bèstia compartien mitja vida, aquí queda un homenatge al seu esperit incansable i generós.
Sense por d'equivocar-nos, qualsevol persona humana estaria ufanosa de tenir un pare com aquest…

Breu comparativa de l'argot emprat a la Ribera d'Ebre i al Penedès en relació als guarniments i estris del treball agrícola.
ASCÓ L'ARBOÇ
Cabestre Morralla
Cabessó Capçada
Bastet Bastet / silló
Barriguera Sotaventrera
Civadera Morral
Bos Bosset
Aladre Arada
Forcat Anqué

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Hanuká o Festividad de las Luces


--------------------------------------------------------------------------------



Hanuká (en hebreo, 'consagración'), festividad anual de los judíos que se celebra durante ocho días consecutivos. Comienza el 25 de Kislev, el tercer mes del calendario judío, que más o menos se corresponde con el mes de diciembre del calendario gregoriano.



También denominada Fiesta de las Luminarias, Fiesta de la Consagración y Fiesta de los Macabeos, Hanuká conmemora la reconsagración del Templo de Jerusalén por Judas Macabeo en el 165 a.C., tras ser el santuario profanado por Antíoco IV Epífanes, rey de Siria y señor de Palestina.



En el 168 a.C., y en una fecha que hasta cierto punto se corresponde con el 25 de diciembre del calendario gregoriano, Antíoco ordenó dedicar el Templo a la adoración de Zeus Olímpico, alzándose un altar en honor de esta divinidad pagana en lugar del gran altar judío. Cuando Judas Macabeo reconquistó la ciudad, tres años después, mandó purificar el Templo e instalar un nuevo ara en lugar del destruido.





A continuación, el Templo volvió a consagrarse a D-os con festejos que duraron ocho días. Según la tradición talmúdica, fue posible encontrar un solo cantarillo de aceite de oliva ritualmente puro, el rito de reconsagración. Sin embargo, esa pequeña cantidad ardió milagrosamente durante los ocho días.



Una de las principales características de la celebración actual, que conmemora este milagro, es el encendido de velas, una la primera noche, dos la segunda, y así hasta que al final la última jornada arden todas en un candelabro especial de ocho brazos. La principal fuente del relato de Hanuká se halla en el Talmud.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Caballo negro



(Rolando Alarcón)

Caballo, caballo negro,
galopa tranquilo al viento;
así te vieron mis ojos,
mi corazón tan contento.

Caballo, caballo negro,
la noche te anda buscando
te trae un manto de estrellas
y mis ojos van llorando.

Te buscaré en la noche
entre los cerros,
relucirá de lejos
tu negro pelo
y tu caballo, caballo negro,
tendrás alas de plata
allá en el cielo.

Caballo, caballo negro,
qué caminos recorriste,
una ancha senda de nubes,
senderos llenos de cruces.

Caballo, noble caballo,
tendrás tu estrella morena,
su luz vendrá por la noche
vendrá a calmar esta pena.




Caballo Verde


El Caballo Verde (793 m) es una montaña de la Sierra del Penyal, que se sitúa entre los términos municipales de Benichembla y Vall de Laguart (Alicante, España). En el collado de esta montaña se encuentran los restos del Castillo de Pop. Esta montaña también se denomina la montaña de Pop.

Fue uno de los últimos reductos de la resistencia de los moriscos del antiguo Reino de Valencia. Los moriscos del Valle de Pop, y otros sitios subieran a la cima de esta montaña, para resistir el decreto de la expulsión del año 1609.





El chef del restaurante madrileño 'Viridiana', amante confeso de la velocidad equina -antaño locutor de la misma- , viaja al derby de Epsom para satisfacer esta pasión y la otra, la del mundo culinario. Sígale en su tour bolígrafo en mano para apuntar los lugares más exquisitos de todo el reino. ¿Alguien dijo que los ingleses no saben comer?



ABRAHAM GARCÍA

"Los caballos primero ¡salvad los caballos!" urgía entre llamaradas un vaquero de voz aguardentosa en un western épico-hípico cuyo título ya es ceniza en mi memoria. Y aunque envidio la 'napia' de Sherlock Holmes que contraen a ras de tierra los perros truferos, habiendo caballos, se me antoja un exceso designar al chucho mejor amigo del hombre. Crecí entre relinchos, y potrillo aún, ya cabalgaba a pelo, alto en la grupa de fornidos caballos de labranza que, a la anochecida y a galope tendido, incendiaban, entre un fragor de herraduras, el empedrado de mi aldea. De cada uno de ellos, medio siglo después, aún recuerdo sus precisos nombres, su capa y querencias, la caricia de su aliento y un grato olor a estiércol, almizclado y dulzón.





La estación Victoria de Londres

Frente a mí, en el abarrotado tren que huyendo de Londres me lleva a la tribuna de Epsom, una mujer escruta un periódico donde embozados médicos muestran al aire, con más señales que pelos, las zurcidas piernas de una niña. Milagros, la 'sirenita' peruana que tras la separación de sus apéndices con los que ahora hace la uve de la victoria, en unos pocos años, leo, podrá caminar. ¡Y montar a caballo! La brusquedad de un móvil me cierra el quirófano para que la dama discuta sobre si en una pista más dura que el fracaso, Walk In The Park (que a la postre ocuparía una meritoria segunda plaza) será capaz de llegar con fuelle al poste. Quien dudo que llegue es este puto tren que sestea.



Al convoy, que caracolea durante los 25 kilómetros que separan Victoria Station de la mítica Tottenham Corner, curva de vértigo, tobogán de hierba, se van sumando aficionados eufóricos, engalanados para el evento y prestos a sacarse un ganador de la chistera. Observo que la mayoría de mis vecinos de vía van engordando la saneada cuenta de Vodafone (precisamente el patrocinador del Derby), firma que machaconamente recuerda la novedosa posibilidad de presenciar la gran carrera en sus pantallitas parlantes. Lástima que por razones de codificación la retransmisión se reciba con 10 segundos de retraso. Dudo que ningún aficionado que se precie pueda vivir ignorando el resultado esa eternidad. Me pregunto si en el inmediato futuro la postura fetal será con una mano en la oreja.





La grada principal del hipódromo de Epsom Downs (EFE).

Acorde, el día se exhibe también enchisterado, amenazando lluvia. Y las trompetas de la banda real despiertan un viento huracanado, para que las pamelas jueguen a las cometas entre una cuerda de risas. (Previsores, en las sombrererías londinenses me ofrecen un translúcido cordón umbilical que une el sombrero al ojal). La multitud se desperdiga por la pradera, toma las tribunas a punta de prismáticos o se encarama a la terraza de cientos de autobuses descapotables de dos plantas alquilados para el evento, simétricamente alineados de principio a fin de la interminable recta. 'Voyeur' con gemelos me autoinvito a esa casbah con ruedas, inspecciono uno por uno los escotes e incluso husmeo los almenados torreones de sándwich a cuya sombra el champagne rosé apaga la sed de los fresones. Nada he de objetar a tan refrescante idilio y menos aún a los emblemáticos sándwiches que en la isla acostumbran a ser excepcionalmente jugosos (inmejorables los de la cadena Pret a Manger, todo lo contrario que en España donde no casualmente se llaman emparedados por sus analogías con el hormigón).





su perfume intenso y su original sabor hacen de ella un monumento
Mikel Zeberio
Podemos decir que la trufa es un Quasimodo subterráneo con un perfume inquietante que nos fascina. Sin duda, es uno de los productos con más personalidad gastronómica que hay en el mundo. Y al mismo tiempo, hay un cierto desconocimiento, ya que hasta que no la tenemos en la mano es invisible, está escondida, está debajo de la tierra. Además, alrededor de esta ‘‘gema de las tierras pobres’’ o ‘‘diamante negro’’ de la cocina, tal y como se la conoce, existe un aura de historias de oscuras alquimias.






La fidelidad de los gourmets

Del mismo modo, detrás de ella siempre hay un dilema relacionado con su calidad. Lo que no cabe duda es la fidelidad de los gourmets, terrible, ya que lleva muchísimos años en los números altos del hit parade gastronómico. Ahí está ese olor formanizante, de humedad terrena... un olor de lujo. Podemos decir que la trufa es el verdadero personaje del teatro en torno al que gravita, sobre todo, la pasión.






Ya en la corte de los faraones, en la de los reyes de Mesopotamia, en Grecia y en Roma la trufa estaba presente. Cicerón, por ejemplo, la calificaba como hijo o niño de los dioses, y de milagro de la Naturaleza. Históricamente, se dice que fue el duque de Berry, un productor de las artes y un personaje muy amante de la gastronomía, quien introdujo la trufa en la mesa, algo que también hizo la reina Isabel de Baviera a finales del siglo XIV. Nos referimos a la trufa negra. Por su parte, Katerina de Medici fue la responsable de que apareciese por primera vez la trufa blanca en Italia. Después, los Borbones, con Luis XIII y hasta Luis XV, la "instalaron" y pasó a acomodarse en la mesa de la gente pudiente hasta la llegada de la República. Bocusse hacía con ella una sopa de trufas que se hizo famosísima y Diane Ackermann, en su libro de Los Sentidos, decía que la sensualidad del olor de la trufa estaba considerada como una parte importante de esos poderes afrodisíacos que se le atribuían. Que se lo pregunten al mismísimo Casanova, que tomaba ragout de trufa como elixir. Al respecto, Brillat-Savarin llegó a decir que, después de un banquete, tras degustar abundante trufa y beber un vaso de buen vino, los hombres eran más agradables, más potentes, y las mujeres más amables.



La Iglesia de la Edad Media, como suele ser habitual, tampoco se quedó al margen y también tomó parte en el mundo de la trufa. Clemente V no era indiferente a esa especialidad de la trufa y Juan XXII, anciano arcipreste del Perigeux, también hablaba de ella. En el inicio del siglo XIX, las trufas tuvieron una bajada importante en su producción, ya que en aquella época la madera era el productor de energía más importante, lo que trajo consigo una gran deforestación, que a su vez hizo que la trufa perdiera espacios naturales.



Reconocimiento social

En el siglo XIX, entre la nobleza tuvo un reconocimiento social importante y empezó a tomar parte de la cocina lujosa de aquel entonces como relleno y demás, debido a la abundancia de ocas, pavos, pulardas, patos, asados, el foie (con el que hace un matrimonio importante). Brillat Savarin, el autor de la Fisiología del Gusto, le otorgaba a la trufa el título de ‘‘diamante negro’’ de la cocina.

Hablando de la sencillez de su culinaria, me viene a la cabeza un plato terrible que degusté hace años: una rodajita de pan, de pan tostado (de pan del de antes), un poquito de mantequilla ligeramente salada y, sobre ella, una laminita de trufa cruda. ¡Qué receta! ¡Qué curiosidad! ¡Qué sencillez! ¡Qué cosa más impresionante!



También recuerdo la primera vez que leí una ficha de cata de una trufa, de su aroma. Más o menos venía a decir que era un aroma rústico, sutil, potente, intenso y a la vez fresco y cálido, con una persistencia extraordinaria. Asimismo, hacía referencia entre lo animal y lo vegetal, a la hierba fresca, hierba seca, tabaco húmedo, hojas de árbol en descomposición, humus, tierra húmeda, champiñón seco, cuero húmedo, charcutería ligeramente ahumada, con notas azucaradas, de fruta, frutas maduras y... notas de connotación sexual. La trufa es un monumento.



Si hablásemos de la nariz de la trufa blanca, podríamos hacerlo de aromas de patata nueva, de un olor potente, especiado, picante, gas metano, a complejidad sobre todo de los registros de los vegetales crudos que evoca la berza, la coliflor, la cebolla, el ciboulet, la ortiga, el agua de puerros, las legumbres, las notas anisadas y mentoladas. Algunas trufas también aportan champiñón seco. La trufa blanca es fina, azucarada y más grasa que las otras. Los sabores también son muy potentes, resistentes, aromáticos, con un pequeñito ataque picante, especiado, de ajo, celerí, queso, avellanas y, al final, le sale picante, grasa, queso picante y parmesano.

Mägo de Oz “Desde mi cielo”




Ahora que está todo en silencio
y que la calma me besa el corazón,
os quiero decir “adiós”
por que ha llegado la hora
de que andéis el camino ya sin mi.
Hay tanto por lo que vivir…
No llores cielo, vuélvete a enamorar;
me gustaría volver a verte sonreir…Peró mi vida yo nunca podré olvidarte
y solo el viento sabe lo que has sufrido por amarme.
Hay tantas cosas que nunca te dije en vida
que eres todo cuanto amo
y ahora que ya no estoy junto a ti,
te cuidaré desde aquí.Sé que la culpa os acosa
y os susurra al oido
“pude hacer más”
No hay nada que reprochar
Ya no hay demonios en el fondo del cristal
y solo bebo todos los besos que no te dí.

Peró mi vida yo nunca podré olvidarte
y solo el viento sabe lo que has sufrido por amarme.
Hay tantas cosas que nunca te dije en vida
que eres todo cuanto amo
y ahora que ya no estoy junto a ti…

Vivo cada vez que habláis de mi
y muero otra vez si llorais.
He aprendido al fin a disfrutar…
…y soy feliz

No llores cielo y vuélvete a enamorar
nunca me olbides, me tengo que marchar…

Peró mi vida yo nunca podré olvidarte
y solo el viento sabe lo que has sufrido por amarme.
Hay tantas cosas que nunca te dije en vida
que eres todo cuanto amo
y ahora que ya no estoy junto a ti…
…des de mi cielo os arroparé en la noche
y os acunaré en los sueños
y espantaré todos los miedos

Des de mi cielo
os esperaré escribiendo.
No estoy solo pues me cuidan
la libertad y la esperanza.

Yo nunca os olvidaré…

miércoles, 12 de diciembre de 2007

El cielo caballar



Por Mónica Dutto
Para mi hija Magdalena

"Dios está con los que se ocupan de los caballos. Al quien cuide un caballo para la causa de Dios todos sus pecados le serán perdonados "
Mahoma


Hay un antiguo dicho que afirma que detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer, podemos decir también que detrás de un gran hombre siempre hay un gran caballo.

Esta historia comienza con la llegada del mítico Pegaso al reino celestial de los caballos. Pegaso fue hijo de Poseidón, dios del mar y de la górgona Medusa, criatura alada y terrorífica, con aspecto de dragón, cubierta de escamas doradas y con serpientes en lugar de cabellos. Al ser muerta por el joven Perseo, de su sangre surgió el caballo alado. Todos quisieron capturar y amansar al corcel allegado del viento y Belerofonte, príncipe de Corinto, gracias al consejo de un augur y a la concurrencia de la diosa Atenea, logró someter al noble bruto y juntos realizaron proezas extraordinarias, hasta que el jinete pecando de soberbia, como buen humano que era, quiso ser transportado hasta el Olimpo, residencia de los dioses y aquí fue cuando Pegaso con buen tino, lo derribó y abandonó al osado que pretendió alcanzar la inmortalidad.



El todopoderoso Zeus premió la prudencia de Pegaso estabulándolo en el Olimpo y lo nombró encargado de los símbolos del poder: el trueno y el rayo El corcel alado cumplió fielmente con la tarea impuesta hasta que cansado de la inmortalidad entre dioses de figura humana, solicitó subir a los cielos de sus semejantes. Zeus aceptó liberarlo y así es como Pegaso ascendió al Edén de los équidos, un infinito universo de praderas eternas y frescos manantiales. Allí se encontró con un albo rocín que descansaba plácido bajo la fronda.



__¿ Quién eres noble hermano?, le preguntó
__ Soy Rocinante, el digno jamelgo del perturbado Don Quijote de la Mancha
__ Oh! Sí,... me acuerdo de ti. Fuiste un fiel compañero de aventuras del caballero de la Triste Figura
__ Mi amo me sometió a andanzas peligrosas y desatinadas, pero respeto en él su afán de justicia
__ ¡ Gran enderezador de entuertos, desfacedor de agravios, enmendador de sinrazones, mejorador de abusos... !
__ Así es, gran Pegaso,... fue hidalgo excelso y sublime en sus ideales
__ ¿Lo sueles ver a tu amo?
__ De vez en cuando viene a visitarme junto a su Dulcinea y me hace feliz, verlo dichoso



Y Pegaso continuó su camino, dejando en descanso al que podríamos llamar Rocinahora, ya que el leal cuadrúpedo había retornado a su juventud. A un lado del sendero halló pastando frescas hierbas a otro congéner que le resultó conocido por su impronta arábiga: elegancia, belfos salientes, ojos expresivos y brillantes...

__ Perdona buen amigo, creo que te conozco...
__ Oh divino Pegaso!, me haces un honor al reconocerme, yo llevé a mi Señor en su lucha contra los moros __ ¡Claro!, si eres Babieca, cabalgadura del Cid Campeador
__ Así es, mi amo y señor inspiró con sus hazañas el primer cantar de gesta de mi tierra
__Tu amo fue un héroe leal y piadoso, valiente y recto
__ Sus amores los centró en Dios, la justicia y la familia y me siento orgulloso de haberlo acompañado en sus campañas y de haber ganado la batalla final, con él ya muerto a horcajadas de mi lomo
__ Oh, claro que lo recuerdo! En el Olimpo los dioses festejaban su gran triunfo post mortem en Valencia.



De los grandes ojos relampagueantes del corcel, cayó una lágrima, en homenaje a los gloriosos tiempo idos

__ Disfruta de este solaz que con tu valentía y arrojo te has ganado. Continúa con tu merecido descanso, inmortal Babieca.

Y despidiéndose así de la fiel cabalgadura del Campeador, continuó su marcha sin prisa por un sendero bordeado de flores silvestres que seducían con su aroma. Detuvo su marcha al sentir un tropel a sus espaldas, al voltearse vio la figura que ya frenaba, jadeante, a su lado.

__ Me han dicho que estabas junto a nosotros y no pude contener mis ímpetus, ¡envidiable caballo alado!

Contempló al majestuoso hermano que tenía ante sí, brillante en traspiración, que lo contemplaba con arrobamiento.



__ Oh Incitatus!, el gran caballo del emperador. El único representante de nuestro género que llegó a detentar un título honorífico, propio de humanos
__ Si, fui cónsul del Gran Imperio Romano
__ Y ello te debe enorgullecer...
__ No, no es así, me llevaban a presenciar tediosas reuniones en las que nada entendía.
__ Pienso que Calígula te debió amar mucho para honrarte de esa manera.
__ No era para honrarme que me llevaba al recinto consular, sino que lo hacía para indicarles a los verdaderos cónsules, que eran de mi misma especie. Los humillaba... es que ya estaba demente. Pero no puedo quejarme, a mí me amaba y me trató siempre muy bien, aún cuando ya enfermo de depravación y tiranía cometió toda clase de abusos.
__ Me demuestras que eres un caballo de bien con tus sabias reflexiones, me enorgullezco de compartir este cielo contigo, noble romano.
__ Lo mismo de mi parte, mitológico Pegaso.

El tordillo alado enfiló hacia las orillas de una límpida vertiente para calmar su sed. Y allí encontró abrevando a un semejante de poca alzada, pero digno dentro de su sencillez, quien el ver a su lado al legendario Pegaso le habló con cierta timidez.



__ Te venero hermano de los vientos
__ Y yo a ti te admiro
__ Creo que debes confundirme..
__ No hermano, sé quién eres. Desde la cumbre del monte sacro contemplé tus hazañas y admiré a tu elegante jinete moreno. La empresa que realizaste para mí hubiera sido fácil, ya que las alas me hubiesen permitido sortear las altas cumbres andinas con suma facilidad. Pero tú la consumaste con esfuerzo y abnegación.
__ Gracias por tenerme en cuenta...
__¿ Cómo no hacerlo? Sólo alguno de tu estirpe pudo realizarla. Veo que sigues humilde en tu grandeza, bendito caballo criollo. Cuéntame como recuerdas esa hazaña...
__ Fue ardua, pero siempre me sentí tranquilo porque confiaba en la capacidad del Gran Capitán. Cuando decidió cruzar los Andes, muchos creyeron que estaba loco, pero siempre creí en él. Jamás olvidaré esas inmensas moles de múltiples colores; las nieves de eternidad; la guapeza de mis pares y los hombres en las batallas... Fue todo tan grandioso...
__ Y sé que hicieron unos versos para inmortalizar a los de tu raza. Decía algo como...

"Caballito criollo del galope corto Del aliento largo y del instinto fiel... " __" ... caballito criollo que de puro heroico se alejó una tarde de bajo su ombú y en alas de extraños afanes de gloria trepó los Andes y se fue al Perú... "

Y allí el memorable criollo argentino, se sintió tan grande como cualquiera de aquellos héroes que habitaban el reino celestial de los caballos.

__ Veo allí en la ribera opuesta a dos viejos conocidos
__Sí, el gateado y el overo, no pueden con su genio trashumante y andan siempre de recorrida.
__ Déjales saludos de mi parte a Gato y Mancha y diles que ya nos vamos a encontrar para que me cuenten su intrépido viaje americano.
__ Así lo haré y vuelve pronto, hermano legendario.
__ Dime ¿ conoces a aquel alazán que corre desenfrenado?
__ Es ese el invencible Eclipse, que bate día a día sus propios records.
__ ¡Claro! ...Su sangre hoy corre por las venas de la mayoría de los puros de carrera

Continuó Pegaso su recorrida celestial y junto a un monte de olivos halló en actitud de espera un soberbio ejemplar, en quien reconoció de inmediato a Bucéfalo



__ ¡Te saludo gran potro del inmortal Alejandro!
__ Te saludo gran hijo de Poseidón. Te estaba esperando. Siempre desee conocerte pues tus alas fueron mi envidia.
__ Y tu gigantesca campaña fue la mía.
__ No fue obra mía, sino del valiente que domó mi fogosidad
__ ¡ Loas al genial Alejandro! Dime... ¿ Cómo lo recuerdas?
__ ¿ Qué puedo yo decirte? Fue un grande entre los grandes..., unos de los mayores conquistadores de la historia.
__ ¿ Qué admiras en él?
__ Muchas cosas..., su inteligencia táctica, su valentía, su intrepidez
__ Veo que piensas que era un ser perfecto
__ No, ningún humano lo es y él, no te olvides que era hombre, con rasgos de divinidad, pero hombre al fin. Cometió errores, pero comprende que fue grande siendo muy joven, y ese ímpetu juvenil fue el que le impidió la mesura y la moderación en ciertos actos. Pero creo que hechos aislados no pueden empañar la figura excelsa de este, mi jinete.
__ Pienso como tú, Bucéfalo. Su obra grandiosa abrigó el proyecto de unificar los mundos y formar una nueva hermandad de todos los hombres del orbe conocido.
__ Fue grande, y lo hubiera sido más de haber llegado a viejo, los años dan ese tipo de sabiduría que le está vedada al joven. Pero así y todo, de poder nacer de nuevo, me dejaría refrenar nuevamente por ese efebo griego que me llevó a conocer el mundo antiguo, al que sojuzgó a sus pies
__ Lo que veo en todos los que conviven en esta verde eternidad es la fidelidad y devoción hacia sus jinetes. Y es digno de alabanza.
__ Tú lo dijiste, ellos y nosotros fuimos verdaderos centauros lanzados a la aventura. Ellos eran el cerebro y nosotros el cuerpo de esa bestia fabulosa. Por separado no éramos nada, juntos una fuerza arrolladora.
__ Ya nos volveremos a encontrar, " cuerpo bestial de Alejandro", para que me cuentes sobre la riqueza de los persas, la India misteriosa, los arcanos del Egipto...
__ Con mucho gusto platicaremos sobre las glorias del ayer



Caía la tarde. El rojo sol del poniente iba destiñendo el verde de la pradera. Comenzaron a escucharse tropeles desde todas las direcciones. Los elegantes señores de ese paraíso iban formando manadas que a galope tendido y alegre buscaban el refugio nocturno de las cavernas. Crines al viento. Belfos abiertos Colas cual banderas flameantes. Ojos chispeantes Iban juntándose los indómitas caballos escitas, los ponies manchurianos, los hijos de Darley Arabian, Godolphin y Byerley Turk, los poleros argentinos, los albos lipizanos, apaluzas del norte, los de tiro hicsos y romanos, los pesados y nobles percherones, las tordas o claras jacas de elegante paso de ambladura, los valientes ulanos,... Todos juntos, retozantes, gozando de la paz eterna bien ganada tras arduas faenas y muestras de nobleza hacia los hombres con los que compartieron gloria. Unos avanzan devorando leguas de libertad bien ganada, emancipados de arneses y monturas. Libres de toda unción. Otros ganan distancias a carrera limpia, y ante algún matorral que se interpone en la senda, se impulsan con sus poderosos cuartos traseros, elevándose en un salto majestuoso para salvar el obstáculo. En este grupo de saltarines va el chileno Huaso, el inigualado campeón de los 2,47 mts. en potencia, el tozudo Chimbote, Popeye el mosqueador, Ambassador, Risueño, Virtuoso, Tostado... y otros muchos que aún disfrutan trasponiendo obstáculos.



__¿Puedo acompañarte en la carrera honorable Pegaso?
__ ¡Por supuesto eterno Secretariat!, único caballo que compartes el podio con los grandes atletas humanos del siglo...

Y a galope tendido,... un poco rezagado, porque es recién llegado al reino del cielo caballar, marcha en la búsqueda de sus gloriosos pares, Ranquel, el oscuro que a una niña colmó de goce a pesar de ser un perpetuo rebelde.

Mónica Dutto

*El relincho*




Vino rodando en el silencio oscuro

de la noche invernal desde muy lejos.

De restregarse en la distancia ardía

hasta trocarse en ráfaga de fuego.

Lo vió venir el bosque entre las sombras

y se puso a temblar de rabia y miedo.

Más el siguió su viaje de centella

y se perdió en la infinitud del cielo,

donde encontrar el sol de la mañana

para colgarse de su ardiente cuello

y retornar con él hacia los campos

que en la alta noche resonar lo vieron.

El relincho volvía a su caballo

que lo estaba aguardando en su potrero.

Emilio Frugoni

Los caballos, libro de poemas, 1960

Los Truenos a Caballo





Próceres,
los guerreros del trueno,
caballeros de la noche abriendo paso a los días de libertad,
lucharon contra el enemigo común,
lucharon en contra unos de otros,
la noche los encontró desunidos,
pero eran torrentes de libertad cuando América libre era una idea sólamente,
y el opresor juraba conservar sus colonias para siempre.

Nadie quiso opresores del mismo bando,
y los caballeros del trueno,
los guerreros de la noche,
y los libertadores de aquellas décadas se abrazaron después de muertos,
aunque en vida pelearon como leones detrás de cada ide de libertad, justicia e igualdad.

De noche relinchan los caballos de trueno,
y los guerreros de la libertad corren buscando a sus captores,
aquellos traidores a la patria,
la mentira,
el fraude,
la tiranía hecha palabra.

EL CABALLO LUSITANO Y EL CABALLO ESPAÑOL "Hermanos de sangre".




El caballo Lusitano está directamente emparentado con el Pura Raza Español, con el que comparte orígenes hace casi cinco mil años. Poco a poco se fue produciendo la diferenciación, por motivos políticos y otros hechos como el toreo, hasta la fijación definitiva de una raza que, aunque no está aún muy extendida, es previsible que su crecimiento sea imparable.

Los orígenes del caballo lusitano se remontan a hace cinco mil años. Emparentado con el Pura Raza Español, el Lusitano es la forma más pura de una raza hoy seleccionada y que se ha ido desarrollando durante varios siglos. Ya entonces era apreciado por su coraje, fuerza y poder, siendo muy valorado especialmente en tiempos de guerra.

En un primer momento, se puede hablar propiamente de un "caballo ibérico", del que hay testimonios en el segundo milenio antes de Cristo, mucho antes que en cualquier otro lugar de la Antigüedad -no hay evidencia, por ejemplo, en la iconografía babilónica o egipcia de caballos montados: sólo tirando de carros-. Así, desde antes del Neolítico existe en la Península este caballo domesticado, Ibérico, que es la lógica raíz tanto del Pura Raza Española como del Pura Sangre Lusitano.

Numerosos historiadores clásicos (desde Homero hasta Tito Livio, pasando por Polibio o Estrabón) se refieren a la importancia del caballo Ibérico, y a sus jinetes, en el desarrollo de distintas batallas. El caballo ibérico es admirado en toda Europa por su fuerza en el combate, y su cría permanece inalterada con el paso del tiempo; a pesar de las distintas invasiones que trajeron la entrada de distintas razas de caballos, todo esto, incluida la dominación bárbara, fue asimilado sin problemas en el desarrollo del caballo ibérico.



Árabes
Más controvertida resulta la entrada de los caballos Árabes a lo largo del período de dominación musulmana. Parece claro que los caballos bereberes estaban muy próximos a los ibéricos en su origen, por lo que esta sangre extranjera fue también fácilmente absorbida por el caballo ibérico homogéneo, que iba configurando de este modo su carácter.

Más bien, los caballos ibéricos admiraron al invasor, una población como los oriundos enamorada de los caballos, y además de seguir potenciando la cría de los mismos en la Península, exportaron excelentes ejemplares a África y Oriente Medio.

Con la Reconquista, el prestigio del caballo ibérico siguió extendiéndose por Europa, pero el dato más importante fue su llegada a Latinoamérica de la mano de los conquistadores: desde Centroamérica, dos movimientos divergentes -hacia el sur por Colombia y Perú y hacia el norte, reforzada luego con Cortés hasta México y Estados Unidos-, extendieron el caballo ibérico hasta el punto de que todas las razas americanas (Semínolas, Mustangs, Criollos o Appaloosas, por ejemplo) descienden directa o indirectamente del caballo ibérico.

Caminos separados
Unificadas las tierras españolas y portuguesas en una misma corona, durante ese período se redujeron el número de animales presentes en Portugal, y se prohibió también la exportación o el tránsito de los mismos por parte de las autoridades españolas, preocupadas de la resistencia lusa. Pero la independencia de Portugal respecto a España trajo también la "independencia" del caballo Lusitano, o más bien su diferenciación definitiva como un tipo con caracteres propios.

Los caballos que perduraron de la etapa de dominación fueron, por así decir, los "salvadores" de la raza, a partir de los cuales se reconstruyó (a la vez que se creó) el caballo Lusitano. El rey Joao V, en 1756, estableció por Real Decreto que la cría del Lusitano se mantendría por la "Coudelaria", un primer stud diseñado y que funcionaría bajo la supervisión de un noble designado por el rey para controlar la cría.

De aquí surgirán por tanto los caballos de esta Coudelaria, llamada de Alter Real (la más antigua de Portugal), que eran considerados los mejores de Europa para la Doma Clásica y los aires de Alta Escuela, y que desarrollaban sus exhibiciones en el Picadero Real, en el Palacio de Belén. Esta tradición continúa hoy con la Escuela Portuguesa de Arte Ecuestre, donde sólo se utilizan caballos de esta Coudelaria Nacional (en cualquiera de sus dos ramas: la genuina y Alter Real, ambas estatales).

Con las guerras napoleónicas vuelve la preocupación estatal por hacerse cargo de la selección de caballos con propósitos militares. Así, en Portugal (como también ocurrió en España en ese tiempo) se toma el control de la cría, produciéndose, por ejemplo, la inyección de varias sangres en la raza. Pero, obviamente, este interés fue decayendo con el paso de las décadas, a medida que el caballo dejaba de ser una pieza capital en el desarrollo de las batallas. Este declive se acentuó en los dos siglos siguientes con otros hechos como el desarrollo del servicio postal, la creación y expansión del ferrocarril y luego el automóvil... hasta la introducción de varias sangres en los programas militares ya el siglo pasado, una moda que se extendió y a la que sólo escaparon algunos criadores, conscientes de seguir desarrollando la cría en su forma más pura de sangre. A ellos hubo que recurrir más adelante para el establecimiento de los linajes modernos.

Artículo de "Ecuestre online", RECOMIENDO QUE LA VISITEIS:
http://www.ecuestreonline.com/ecuestredb/shownew?id=23378

miércoles, 5 de diciembre de 2007

“Strategos” y Aníbal





La gran hazaña de Aníbal (247 – 183 a.C) fue atravesar los Alpes con cincuenta mil hombres, diez mil jinetes y cincuenta elefantes para derrotar a los romanos en su propio Imperio. El caballo que le acompañó en esta gesta fue “Strategos” (en griego “General). Según cuentan era un caballo de gran alzada y color negro azabache. Inquieto, veloz y manejable eran otros de los adjetivos que calificaban al animal. Hay que recordar que los cartagineses montaban sin bocado, frenos y a veces sin bridas.

Aníbal mandó traer de Tesalia a “Strategos” en su afán de imitar a Alejandro Magno, su gran ídolo de juventud. (Recordemos que el comerciante que trajo a “Bucéfalo” también era de Tesalia).

El animal más bello del mundo...(ARTICULO DE CABALLOMANIA).




Lo saben los pintores, los escultores, los músicos y los poetas: el animal más bello de todos es el caballo. La fuerza, la gracia, la memoria, el sonido, el tacto, la sensibilidad.

Y Dios creó al caballo de un puñado del viento del Sur.
Y lo creó como el animal más noble de todos.
Para que volara sin alas. Para que llevara sobre sus lomos a los amigos, y para que ayudara a perseguir a los enemigos.
Y Dios los marcó en la frente con la señal de la felicidad. Y el caballo saltó hacia el espacio. Así está escrito en el libro sagrado del desierto.
Y desde entonces, el caballo ha sido el más fiel amigo del hombre.


A caballo se hicieron todas las civilizaciones, y a caballo se han transmitido todas las culturas.
En unos caballos pequeños y hermosos -porque lo pequeño es hermoso- los árabes llevaron por el mundo el saber de la medicina, el gusto por la astronomía, el buen manejo del agua, el sonido de la guitarra, los misterios del álgebra y el recreo mental del ajedrez.
En unos caballitos cargaleñas, materiales y fuertes, los mongoles atravesaron medio mundo para advertirle a Europa, que todos los poderes tienen amenazas. Y que todo imperio tiene su final.
A caballo fue como los griegos llevaron el pensamiento y la belleza por las arenas de Persia y por los oasis de Damasco.



A caballo fue como los conquistadores nos trajeron la lengua, la religión y la espada.
A caballo es como se siente mejor el amor, cuando se lleva al anca a la mujer de los sueños.
A caballo fue como Su Excelencia, el Libertador, nos trajo la libertad, la igualdad y la fraternidad.
Gente de a caballo fueron los constructores del Renacimiento, los creadores de la filosofía occidental y de la espiritualidad oriental.
A caballo fue como Hegel pudo comprender el espíritu absoluto.
Jinete en un burrito -el más humilde de la raza- fue como nuestro Señor hizo su entrada triunfal en la ciudad sagrada.



A caballo fue como los Mamelucos hicieron temblar a Napoleón al pie de las pirámides.
A caballo fue como los pieles rojas le dieron materile al General Custer.
Por eso, el amor por el caballo es un signo de humanidad, una demostración de la nobleza del corazón.
Lo saben los pintores, los escultores, los músicos y los poetas: el animal más bello de todos es el caballo. La fuerza, la gracia, la memoria, el sonido, el tacto, la sensibilidad. Todas las bondades y todas las virtudes son extremas en el caballo.
Por eso decimos que los momentos más gratos de la vida del hombre son dos: delante de unos ojos de mujer y detrás de las orejas del caballo.

Y venir a ver por aquí que cuatro montañeros, que se las dan de intelectuales, se molestan porque de vez en cuando ensillamos y pasamos por la calle rial de la ciudad.
No saben que mucho va de la boñiga al cagajón. Y que algo va de la Cueva del Oso a la Cueva de Rolando...

Fire Water Burn

MEMÒRIES D´UN ADVOCAT LABORALISTA (1927-1958)



Francesc
Casares
Memòries
d'un advocat
laboralista
(1927-1958)


Per: PERE RÍOS


Francesc Casares publica la primera part de la seva dilatada biografia com socialista i defensor de treballadors

El Col.legi d’Advocats de Barcelona té més de 18.000 advocats, però cada vegada queden menys referents inqüestionables. Francesc Casares és un d’ells. L’avalen 57 anys de professió d’advocat laboralista i centenars de treballadors als que encara defensa davant dels tribunals.

Fa temps, “per omplir els finals de setmana”, va començar a escriure els records de la seva vida i no va parar fins que portava 600 pàgines i havia arribat a l’any 1958. “Mai vaig pensar que aquells escrits anessin a publicar-se”, va dir ahir l’autor. Memòries d’un advocat laboralista (La Campana), que és com es diu l’obra, va ser presentat ahir en la intimitat editorial. Varen oficiar l’ex-conseller de CiU Francesc Sanuy i el catedràtic de Dret Constitucional José Antonio González Casanova, en altre temps passants de Casares a Sabadell.

La bondat en la cara



Amb el cabell blanc i la bondat en la cara que Raimon atribuïa a Gregorio López Raimundo, Casares ca explicar que havia escrit el que li havia vingut a la memòria, tot i el risc de que aquesta el traís. Són 109 capítols sobre els primers 31 anys de la seva vida; la narració s’inicia quan tenia tres anys i es va proclamar la Segona República al crit de “visca Macià, mori Cambó”, i acaba quan va ser empresonat. També es relata, l’enterrament de Durruti i altres esdeveniments històrics ocorreguts a Barcelona, però trufats amb l’experiència personal i familiar d’un jove procedent del Camp de Tarragona. És la vida quotidiana d’una persona inquieta des de molt jove.

“Explico el compromís amb unes idees i una causa”, va dir Casares fent referència a la causa socialista, que arrenca en els anys del Moviment Socialista de Catalunya i acaba en Esquerra Socialista, una corrent d’opinió dins del PSC.

“Allí no se sabia on acabava el despatx i començava el partit”, va explicar Sanuy recordant aquella època, abans d’evocar que a Casares se li va oferir ser alcaldable socialista per Barcelona el 1979 i ho va rebutjar. “És el meu mestre laboralista, polític i humà”, va dir Casanova, qui va destacar també “l’admirable, depurat i culte estil literari” de l’obra. En això va coincidir amb Josep Maria Espinàs, per a qui Casares va ser escriptor abans que advocat. Casares va replicar amb ironia que si és veritat que la prosa és bona, té un cert mèrit, perquè s’ha passat la vida fent escrits judicials. Està a punt de fer 80 anys i prepara la segona part.

Pan dulce (Panetón - Panettone)




Paneton - PanettonePara aquellos que extraña la navidad y no quieren esperar más para poder comer un pan dulce acá les dejamos la receta del típico Panetón o Panettone como se escribe en italiano, país de procedencia de este rico pan.

El panetón también conocido como “pan de Navidad” es un bollo con pasas tradicional de Milán en forma de cúpula y relleno fruta confitada.


Ingredientes: Receta Pan dulce (Panetón - Panettone)

* 5 huevos
* 50 gramos de levadura prensada
* 1/3 de taza de agua tibia
* 600 gramos de harina
* 150 gramos de azúcar
* una pizca de sal
* 200 gramos de manteca blanda
* 400 gramos de fruta abrillantada cortada
* 1 cucharadita de agua de azahar
* 200 gramos de pasa de uva
* ralladura de 1 limón

Preparación

Disolver la levadura en el agua tibia con 1 cucharadita de azúcar y cucharada de harina. Batir hasta formar un engrudo. Taparlo flojamente y esperar a que fermente y se transforme en una espuma.
Tamizar la harina sobre la mesa junto con la sal y el azúcar. Hacer un hueco en el centro y poner ahí la levadura fermentada y los huevos. Mezclar hasta unir todo en un bollo. Agregarle de a poco la manteca blanda, mientras amasar con fuerza, hasta incorporarla bien. Seguir hasta incorporar toda la manteca. La masa tiene que quedar lisa y suave. Unirle a la masa las pasas de uva, las frutas, la ralladura y el agua de azahar, mientras tanto amasar el tiempo necesario para distribuir bien los ingredientes.
Colocar la masa en un bol, taparla flojamente y esperar a que se duplique el volumen. Dejarla reposar 8 horas. Volcar la masa sobre la mesa y amasarla aplastándola y dándole después forma de cilindro ancho. Colocar la masa dentro del molde en papel o molde especial para pan dulce. Tapar flojamente y esperar a que se duplique el volumen. Dejar reposar 2 horas.
Precalentar el horno. Hacerle a la superficie del pan dulce un corte en forma de cruz. Cocinar en horno moderado de 50 minutos a 1 hora. Antes de terminar la cocción, pintar la parte superior con huevo batido y regresarlo al horno. Desmoldar sobre rejilla.

domingo, 2 de diciembre de 2007

ELS ESPERITS DEL VENT

BUCEFALO

Bucéfalo fue el caballo más famoso de la Antigüedad. Vivió hace más de 2.300 años. Su nombre significa 'cabezad de buey', y se le llamó así a causa de la anchura de su frente, con una estrella blanca, y su cara algo redondeada. Aunque no de una estatura elevada, se hizo famoso por haber llevado a su amo, Alejandro Magno,a través de todas sus campañas en Asia.

El primer encuentro de Alejandro con Bucéfalo fue cuando aquel tenía solo doce años. Cuando su padre, el rey Filipo de Macedonia, estaba a la compra de caballos, le trajeron a Bucéfalo, que empezó a actuar de una manera salvaje, saltando y coceando a su alrededor. Como nadie parecía capaz de someterle, Filipo ordenó que se lo llevarán de allí, por imposible. Y Alejandro exclamó: "Qué pena que un ejemplar tan magnífico se pierda por la incompetencia de algunos". Filipo respondió: "¿Crees que tú podrías hacer lo que estos hombres con más edad y experiencia no han podido?". Y Alejandro respondió: "Yo seré capaz de hacerlo".
Nadie creyó al muchacho.
Pero Alejandro observó que el caballo estaba asustado de su propia sombra, y le colocó de forma que se enfrentara al sol. Entonces Alejandro se agarró a la crin y saltó sobre la grupa de Bucéfalo. Acariciándolo y hablándolo suavemente, Alejandro lo cabalgó enfrente de su padre con mucho orgullo. Filipo, impresionado, pagó un buen precio por el caballo y se lo dió a su hijo Alejandro, diciéndole: "Hijo, busca un reino que se iguale a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para tí.".

A partir de entonces, Bucéfalo dejó a los criados que se ocuparan de él, pero sólo consintió a ser montado por Alejandro.



Los jinetes de aquella época no usaban sillas de montar, sino solo una especie de manta, y las bridas. A pesar de la incomodidad de cabalgar de esta manera, Alejandro y Bucéfalo recorrieron miles de kilómetros, y lucharon en muchas batallas. En cierta ocasión unos ladrones robaron a Bucéfalo durante la noche, y cuando se enteraron del enfado de Alejandro, devolvieron el caballo. A pesar de haber cabalgado durante tanto tiempo y en tan peligrosas circunstancias, Bucéfalo vivió muchos años.

Finalmente murió a causa de heridas recibidas en una batalla, el año 327 a. d. J. C. Tenía entonces 30 años.
En su honor, Alejandró celebró un solemne funeral y fundó una ciudad en su nombre. Alejandro reconocía que a Bucefalo se debía una gran parte de su éxito en las guerras de Asia.

ME GUSTA CUANDO CALLAS

“Disfruta del spot y comparte la emoción de cada imagen y cada palabra.”

El último spot o anuncio de Repsol, con la locución de un poema y una fría secuencia de fotografias, me ha impactado… me encanta!!. Creo que nunca, la simplicidad y la sobriedad, consiguieron juntas tan buenos resultados.

Al verlo por primera vez, me puse a investigar. Quién es el narrador?, qué es lo que recita?, de quién?, y la música?… y conseguí los siguentes resultados.

El inconfundible actor José Sacristán, recita el poema ´If ´ (Si…) de el británico Rudyard Kipling, con el tema ´A call to Arms´(BSO.Tiempos de Gloria). Toda esta información la puedes encontrar en Repsol YPF.

Teva és la terra i els seus fruits cobejats



If you can keep your head when all about you
Are losing theirs and blaming it on you,
If you can trust yourself when all men doubt you
But make allowance for their doubting too,
If you can wait and not be tired by waiting,
Or being lied about, don’t deal in lies,
Or being hated, don’t give way to hating,
And yet don’t look too good, nor talk too wise:
If you can dream–and not make dreams your master,
If you can think–and not make thoughts your aim;
If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same;
If you can bear to hear the truth you’ve spoken
Twisted by knaves to make a trap for fools,
Or watch the things you gave your life to, broken,
And stoop and build ‘em up with worn-out tools:

If you can make one heap of all your winnings
And risk it all on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breath a word about your loss;
If you can force your heart and nerve and sinew
To serve your turn long after they are gone,
And so hold on when there is nothing in you
Except the Will which says to them: “Hold on!”

If you can talk with crowds and keep your virtue,
Or walk with kings–nor lose the common touch,
If neither foes nor loving friends can hurt you;
If all men count with you, but none too much,
If you can fill the unforgiving minute
With sixty seconds’ worth of distance run,
Yours is the Earth and everything that’s in it,
And–which is more–you’ll be a Man, my son!

Rudyard Kipling

Traducció al català:

Si…
Si pots mantenir el cap sobre les espatlles
quan uns altres el perden i te’n carreguen la seva culpa,
Si confies en tu mateix encara que tothom dubti de tu,
però tot i això tens en compte els dubtes aliens;
Si pots somiar i no fer-te esclau dels somnis;
Si pots pensar sense fer dels teus pensaments una meta;
Si topes amb Triomf i Derrota en el teu camí
i tractes de la mateixa manera a tots dos impostors,

Si pots fer un munt amb totes les teves victòries
Si pots llançar-les al capritx de l’atzar,
i perdre, i tornar a començar de cap i de nou
sense que et surti dels llavis una queixa;
Si assoleixes que el tremp i el cor et siguin fidel company
i resisteixes encara que et minvin les forces
amb l’única ajuda de la voluntat, que diu: “Endavant!”

Si pots parlar amb multituds matenint la virtut,
i si encara anant al costat dels reis conserves la senzillesa,
Si no et poden ferir ni amics ni enemics,
Si tothom et reclama i ningú et necessita;
Si pots omplir un implacable minut
amb seixanta segons de combat ferotge,
teva és la Terra i els seus fruits cobejats,
I, encara més: seràs un Home, fill meu.

EMOCIONANTE ANUNCIO DE REPSOL

Si puedes mantener la cabeza sobre los hombros
cuando otros la pierden y te cargan su culpa,
Si confías en ti mismo aún cuando todos de ti dudan,
pero aún así tomas en cuenta sus dudas;
Si puedes esperar sin que te canse la espera,
o soportar calumnias sin pagar con la misma moneda,
o ser odiado sin dar cabida al odio,
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad:
Si puedes soñar y no hacer de tus sueños tu guía;
Si puedes pensar sin hacer de tus pensamientos tu meta;
Si Triunfo y Derrota se cruzan en tu camino
y tratas de igual manera a ambos impostores,
Si puedes tolerar que los bribones,
tergiversen la verdad que has expresado
y que sea trampa de necios en boca de malvados,
o ver en ruinas la obra de tu vida,
y agacharte a forjarla con útiles mellados:

Si puedes hacer un montón con todas tus victorias
Si puedes arrojarlas al capricho del azar,
y perder, y remontarte de nuevo a tus comienzos
sin que salga de tus labios una queja;
Si logras que tus nervios y el corazón sean tu fiel compañero
y resistir aunque tus fuerzas se vean menguadas
con la única ayuda de la voluntad que dice: “¡Adelante!”

Si ante la multitud das a la virtud abrigo,
Si aún marchando con reyes guardas tu sencillez,
Si no pueden herirte ni amigos ni enemigos,
Si todos te reclaman y ninguno te precisa;
Si puedes rellenar un implacable minuto
con sesenta segundos de combate bravío,
tuya es la Tierra y sus codiciados frutos,
Y, lo que es más, ¡serás un Hombre, hijo mío!

Rudyard Kipling

L´AVI MIQUEL I LES TOFONES







AQUESTA TOFONA QUE TINC A LA MA, PESA 300 GRAMS.

DIAMANTE NEGRO PARA LA COCINA


¿Saben por qué los mejores rastreadores de trufas son las cerdas y las jabalinas? Porque el olor de este hongo les recuerda al macho. El neófito que mete sus narices en una topera –nombre que recibe la madriguera donde nace el fruto– olfatea un penetrante aroma a gas. Es la explosiva carta de presentación de la trufa negra de invierno (tuber melanosporum). Y su historia culinaria es tan larga como la humanidad, desde Mesopotamia hasta la alta gastronomía de nuestros días, pasando por los romanos, que la veneraban como un manjar de dioses, o el mismísimo Casanova.
Para conocer todo sobre este diamante de la cocina, la oficina de turismo de Valdegovía ha organizado una noche de luna y trufas el próximo 1 de diciembre. La velada consiste en una salida a la luz de la luna menguante y un suculento menú con el hongo como estrella.
El lugar de encuentro es el agroturismo Torre de Samaniego, en Barrón (Álava), un edificio de origen militar del siglo XV, que perteneció a la familia de los Hurtado de Mendoza y desde el que se controlaban los caminos en la Edad Media. Yolanda Sobrón trabaja para el Patronato de Turismo de Valdegovía y relata antes de salir las nociones básicas sobre este extraño ser que vive por asociación (micorriza) con un árbol. Son hongos de la clase de los ascomicetos, como las colmenillas, pero en su evolución han tomado una forma de vida subterránea a pocos centímetros de la superficie.
El agricultor y ganadero Eduardo Samaniego y su fiel perro ‘Flex’, guian la búsqueda del manjar a los que se apuntan a la excursión. Todo el misterio que rodea a esta «gema de las tierras pobres» se puede vivir siguiendo las evoluciones de este sabueso experimentado que no falla ni siquiera en una noche oscura. Entrenado en Mora de Rubielos, la zona de Teruel que más trufa produce de España, su dueño le da un trozo de galleta cuando marca los espacios alrededor de los árboles donde se nota que se reproduce el manjar porque hay menos hierba.
Hace más de 12 años que Samaniego plantó aquí encinas y avellanos infestados con esporas de trufa y sólo unos tres que el terreno empezó a dar sus frutos. No es fácil esta industria. La comparte con jabalíes, corzos y tasugos, que dejan marcas –cagolitas y agujeros– y se saltan las vallas de protección. En Álava se cultivan unas 70 hectáreas en Valdegovía, Ribera Alta y Campezo y el secreto, además de la paciencia y la dedicación, es una buena planta y un mejor suelo.



'El menú'
Una fiesta de olores y sabores La cena en la Torre de Samaniego comienza con delicias de trufa en blanco y negro, sigue con una sorpresa, rissotto de trufas en su salsa y albóndigas con trufa en cama de puré de patata y puré de manzana trufada; de postre, chocolates en contraste; vino de crianza, café y licor de trufa. No se apresure, recuerde que ataca un producto caro y delicado: la trufa se comercializa a 350-400 euros el kilo y por cada hectárea se pueden producir entre 40 y 60 kilos al año. «Todo se puede trufar. El arroz, los huevos, el queso, especialmente las cosas grasas», comenta Yolanda Sobrón, encargada de seleccionar el producto.